Un Viaje Creativo

Un Viaje Creativo es un “rinconcito” muy majo donde Dani Keral, nos propone participar de su blog y conseguir ponernos en ruta junto a él, cuando abra sus alas y su brújula indique el rumbo señalado.

Desde Ruka de Colores, les invito a participar de este “Viaje Creativo”, que no esta de más mencionar, tiene muy buena pinta.

Por ahora les dejo el dibujo de encabezado de página que he realizado para Dani y con el cual, me hago colaboradora oficial, de su bitácora de viaje.

Un viaje creativo¡¡Buena suerte Dani!!

Ruka de Colores by Vero Tapia ©

El mapa y la rosa de los vientos

Desde hace un par de semanas he pensado tomar una importante decisión. ¿Preparados? He decido ordenar las ideas que rondan mi cerebro para que “Constancia” pueda visitarme con mayor frecuencia. Es que sin duda “Constancia” es la musa menos escurridiza que puedo invitar a cenar. Ni te imaginas lo complicado que es pillar a una ninfa, o a una simple hada… ¡Ni te lo imaginas!

En mi caso, que suelo tener la cabeza repleta de pajaritos de colores, he comenzado por alimentar a mis inquilinos de la azotea con un reconfortante y delicioso menú a base de antiguas y picantes ideas. De este modo, por una parte me quito pensamientos molestos y caducos, y por la otra, puedo llenar de calma y regocijo el burbujeante caos que reina en la estancia de la sin razón.

De esta tranquilidad cerebral, obtuve el preciado tiempo para poder impregnar y empapar de un sin fin de variopintas cuestiones, la pequeña libreta que siempre me acompaña.

La ensalada mental que se creó en este propicio caldo de cultivo, se manifestó metafóricamente a través de la simbólica imagen del “yin-yan”. No existen la claridad sin la oscuridad. No existe el bien sin el mal. Todo tiene su lado “oscuro” (en el caso de los maestros Jedi, el lado oscuro de la fuerza. En mi caso, aun no lo sé). Pero en este preciso instante, no me sirve de mucho, conocer el lado oscuro… Necesito “claridad”…

Después de sobrellevar de la mejor manera posible el primer segundo de pánico total, volvió la calma… y con el silencio y aroma propio que sigue a los momentos de pánico, me vino el planteamiento de una nueva cuestión: “Por dónde puedo empezar”.

Entonces vi la luz…

Pude visualizar a Constancia. En esta ocasión llevaba un traje de pirata. Cuánto menos extraño, pensé… Y me dije: “Esto debe significar algo importante”. Aun no tengo claro por dónde van los tiros… Estoy intentando entenderlo… Se aceptan ayudas externas…

Mapa con Rosa de los Vientos

Pero por si las dudas, me dibujé un mapa y una rosa de los vientos que me permitan seguir viajando sin llegar a perder el rumbo, mientras busco el vellocino dorado y encuentro a “Constancia” para invitarla a cenar.