Trapecista y Elefante

Estimados navegantes, argonautas, amigas y amigos de Ruka de Colores.

Pensando en tod@s los que se encuentran del otro lado de la pantalla y que me animan a seguir con mis delirios creativos a través de sus visitas, sus comentarios, sus nominaciones, sus premios y sus me gusta, les tengo una sorpresa…

Trapecista separador libro

Les dejo un marcador de página para que lo pueda imprimir y así poder llevar un trocito de mi Ruka de Colores, a ese espacio tan íntimo y fascinante como es el de los libros y el de la lectura.

Saludicos y feliz semana de colores 😉

Ruka de Colores by Vero Tapia ©

 

delirios de taller

¿Les cuento un secreto? Desde que era una niña, mi cabeza vuela por amplios espacios intangibles repletos de seres diminutos. La capacidad de soñar y de imaginar, han llenado gozosamente mis momentos de tranquilidad, con increíbles historias. Esta necesidad vital, ha sucumbido en la creación de numerosas improntas realizadas sobre distintos cuadernos de apuntes. Estas notas, son capaces de exhalar, olores misteriosos, ruidos desconocidos, y sublimes conversaciones metafóricas… O al menos, a mí, me lo parece.

Ya sé lo que estas pensado, y tienes razón. Nuevamente nos aproximamos a mis alegres delirios… Que se la va a hacer… Es que soy así… Una soñadora empedernida…

Mi mundo

Me pongo a dibujar y todo se llena de vida. Esos diminutos desconocidos, nacen simplemente de un sencillo grafismo. ¡Pero no te equivoques! Ellos (y ellas) tienen una personalidad y una funcionalidad determinada. Esto les permite tener una prístina claridad frente a su realidad existencial. Por esta razón, no necesitan realizase absurdas preguntas (¿Quién soy? ¿Adónde voy? ¿Con quién voy?), ni mucho menos, leer libros de auto ayuda. ¡Menuda suerte!  ¿Los quieres conocer?

Tengo por ahí guardado un científico loco, que trabaja noche y día en una revolucionaria máquina capaz de convertir, cosas en sonrisas. ¡Algo bien necesario para este mundo!.. Los caballerescos Floro y Plisplas, tocaron a mi puerta para enseñarme a luchar ferozmente contra tormentas y fantasmas… De un salto casi mortal, caí en el circo de las rarezas. Mi primer personaje: “El Equilibrista de las Letras”. Hombre bigotudo que viaja en un monociclo recogiendo tipografías, que pueda posteriormente convertir, en importantes ideas. No olvidaré, el señalado día, en que me encontré por casualidad con una rana feroz, con aspecto inofensivo y corazón de caramelo… ¡No se puede ser feroz con aspecto inofensivo y tener el corazón de caramelo! Sospechoso… ¿Y la Caperucita? Cada cierto tiempo me viene a visitar…

Estos son solo algunos miembros de mi rocambolesca familia imaginaria. Faltan por ejemplo, los Argonautas, Florinda, un Perro con los ojos de botón, el Lobo Feroz y Agustina, entre muchos otros.

¿Te ánimas a seguir mis delirios creativos?

equilibrista de las letras

¡Desde el otro lado de la pantalla, te doy la bienvenida al nuevo circo de las rarezas de Ruka de colores!

Hoy nos acompaña el internacionalmente respetado y gratamente adulado por las multitudes (escúchese el redoble de tambores), el Sr. “Equilibrista de las letras”. Este invitado posee la grandiosa cualidad, de conocer el lugar exacto que ocupa cada letra dentro de tu pensamiento. Para ello, baraja juegos de tipografías diferentes, mientras avanza sigilosamente con su monociclo y su paraguas. Estas letras elegidas al azahar, son transportadas a tu “sesera”, donde posteriormente, se transforman en ideas, sueños, relatos, frases, poemas, emociones y otras historias oscuras que es mejor no compartir dentro de estas palabras…

el equilibrista de las letras

Su manejo tipográfico no incluye el empleo de signos de puntuación, por lo cual, ideas que fueron concebidas sin intención de terminar en un punto final (pero debieron haber nacido con esta intención), acaban en un punto seguido, o en una saltarina coma. Este fenómeno puede convertirse en una circunstancia desastrosa para tu día a día. Pensamientos que debieron haber terminado categórica y rotundamente, siguen rondando tu cerebro por más tiempo, del que los especialistas en materia de letras y raciocinio, consideran pertinente. Es muy importante que tengas en cuenta esta circunstancia puesto que dar, y dar vueltas a lo mismo te puede producir efectos secundarios (en su mayoría negativos), de magnitud e índole diversa como por ejemplo: tristeza, dolor de estomago y de cabeza, vértigo, ansiedad, enamoramiento, mareos, insomnio…

Si te hacen falta letras que formen palabras, palabras que configuren frases, frases que se modelen como ideas o ideas que se constituyan en discursos, no dudes en cerrar los ojos y pedir la iluminación de este honorable amigo. Pero no olvides que los signos de puntuación, los pones tú. No vaciles en colocar un punto final, cuando lo estimes pertinente.

Punto final. 😉

malabarista circense ochentero

Había una vez… un día muy importante de mi vida, en el que una linda amiga  me regaló una pequeña cajita que había hecho ella. Me dijo que servía para que yo guardase:  “mis deseos más anhelados, mis secretos más grandes y los momentos más apreciados de mi vida”.

Esa caja verde, roja y dorada, se ha transformado en una metáfora de lo que deseo conservar y de lo que no. Todas las vivencias que me producen emociones que quiero recordar, entran en mi corazón y se deslizan silenciosamente a este pequeño escondite. Allí duermen muy tranquilas acompañadas unas de otras.

Ella también me aconsejó que tuviese cuidado con lo que deseaba guardar. Consejo muy importante ya que, de vez en cuando, se puede colar algún destello fugaz que nos despierta a tod@s produciendo caos y confusión.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

A veces esos apreciados momento cobran vida a través de la imaginación. El “Malabarista Circense Ochentero”, ha nacido de un instante muy feliz. 😉